Conozcamos más sobre la Difteria

DIFTERIA

Es una enfermedad grave con una mortalidad de 5 – 10% evitable con vacunación. Antes de que existiera la vacuna era una enfermedad frecuente y muy temida. Actualmente la vemos muy rara vez.

 

Hay que mantener al niño al día en sus vacunas

Es una infección producida por el corynebacterium diphteriae. Este germen produce una exotoxina que está codificada por un virus que infecta a la bacteria. Al ser liberada la toxina inflama la garganta y produce una membrana grisácea gruesa que se adhiere a la faringe y amígdalas, que sangra si se quiere retirar e invade la nariz y garganta, obstruye la vía aérea y dificulta la respiración y la deglución. A veces la toxina pasa al torrente sanguíneo y produce inflamación de los nervios y se produce dificultad para ingerir los alimentos y otras parálisis, afecta al corazón que se inflama (miocarditis) y lleva a arritmias, altera la función del riñón, daña el hígado y se pueden producir trastornos hemorrágicos.

 

La mortalidad por difteria es de 5 a 10%

 

Membranas grisáceas en la garganta y ganglios linfáticos

Foto: Familia y Salud “Todo lo que hay que saber sobre la Difteria” – Manual Merck Image Diphteria

 

Membranas grisáceas en la garganta y ganglios linfáticos

Transmisión: Se transmite de una persona a otra ya sea por contacto directo o por vía aérea por gotículas al toser o estornudar o por tejidos u objetos contaminados.
Diagnóstico: Es clínico al observar las membranas grisáceas muy adheridas a la garganta. Se toman las muestras para cultivo de garganta pero como demora el resultado se inicia el tratamiento.

Tratamiento:

  • Antitoxina diftérica se administra por vía inyectable 40000 unidades endovenosa o intramuscular lo más pronto posible por 2 días.
  • Antibióticos, penicilina o eritromicina oral, para disminuir el tiempo de contagiosidad y que el germen no siga produciendo más toxinas.

Prevención: Existen vacunas que protegen contra la toxina (toxoides) y no contra la bacteria. Los vacunados pueden ser portadores asintomáticos. La vacuna contra la difteria está incluida en el Esquema Nacional de Vacunaciones, normado por el Ministerio de Salud.

 

Una responsabilidad de los padres es
cumplir con vacunar a sus hijos, a la edad que les
corresponde, porque así, los protegen de muchas
enfermedades entre ellas la temible difteria.

Dra. Rosa Risco Denegri
CMP7612 – RNE   449